miércoles, 13 de julio de 2011

RECUERDA: EL RENCOR PUEDE ENFERMAR TU CORAZÓN

Martín Luther King decía:
"Nada se olvida más despacio que una ofensa; y nada, más rápido que un favor"
Cuando las personas tienen rencor o piensan en situaciones de venganza, tanto la presión arterial como el ritmo cardíaco incrementan casi el doble su actividad normal.
Estos pesares producen estados insanos y con el tiempo, no sólo generan estrés sino que también pueden desencadenar en algún daño cardiovascular.
Así que ya sabes, no cobijes sentimientos de ira porque dando cabida a estas emociones negativas estarás enfermando tu corazón. 

Saludos desde Venezuela











No hay comentarios:

Publicar un comentario