viernes, 15 de julio de 2011

PARA REFLEXIONAR...

El mayor mal que amenaza a la humanidad no es la bomba atómica, ni las guerras; son las enfermedades que nosotros mismos nos buscamos, cuando enviciamos nuestros cuerpos y olvidamos que es nuestro santuario.
                                                                           
                                              Anónimo





Saludos.
Pallas.














No hay comentarios:

Publicar un comentario