domingo, 3 de julio de 2011

SI ESTÁS DESANIMADO... RECUERDA TUS OBJETIVOS

Nada es más duro y trágico que remar sin esperanza, pero no hay cosa que produzca tantas energías como mirar a lo lejos la meta donde nos espera el triunfo.
Hay que aumentar el deseo de lograr nuestros objetivos. Convencernos de que bien vale la pena luchar para conseguirlos y no dejar de hacer lo necesario para alcanzarlos. Si aumentamos el anhelo de obtener los ideales que nos hemos propuesto, aumentará también la fuerza interior para tratar de llegar a ellos.
Cuando sintamos que nuestro corazón desmaya y nuestra voluntad flaquea, recordemos las metas que nos hemos propuesto conseguir y así tendremos  fuerzas para seguir luchando.
Saludos.
Pallas.








No hay comentarios:

Publicar un comentario