jueves, 7 de julio de 2011

NO OFENDAS AL HABLAR...

Se consciente de cada palabra que pronuncias, selecciónalas, de tal manera que no dañen a nadie, sino que por el contrario, sean constructivas para los que están a tu alrededor.
Se paciente y afectuoso con aquellos que puedan hacerte enojar y responde a una ofensa con amabilidad.

Ten siempre una sonrisa para los demás, esto no cuesta nada y nos brinda felicidad.



Saludos.
Pallas. 







No hay comentarios:

Publicar un comentario