miércoles, 29 de junio de 2011

SÓCRATES: EL MAYOR FILÓSOFO DE LA ANTIGÜEDAD

Del gran Sócrates, narra la historia que un día un discípulo le hizo una grave ofensa y él no le respondió. En cambio al día siguiente si le hizo la debida corrección. El joven le preguntó:
"Maestro y por qué no me reprendió ayer cuando lo ofendí".
Y el sabio le respondió: 
"Ayer no podía corregirte porque yo estaba encolerizado, y todo lo que se dice en un momento de ira, queda mal dicho".
Que gran verdad para no olvidar jamás. Por eso, cuando la ira nos domina no tenemos más remedio que callar. Lo que digamos encolerizados nos traerá remordimientos después. 
Saludos.
Pallas de Venezuela.





1 comentario:

  1. Si callamos las palabras que deseábamos decir en un momento de ira, nos evitaremos para después muchas horas de angustia, tristeza y dolor.

    ResponderEliminar