martes, 21 de junio de 2011

EL CÍRCULO DEL ODIO: REFLEXIÓN


Un importante empresario estaba enojado y regañó al director de uno de sus negocios.
El director llegó a su casa y gritó a su esposa, acusándola de que estaba gastando demasiado porque había un abundante almuerzo en la mesa.

La señora gritó a la empleada por haber roto un plato y le dio un puntapié al perro porque la hizo tropezar, el animal salió corriendo y mordió a una mujer que pasaba por allí.

Cuando fue a la farmacia para hacerse una curación, gritó al farmacéutico porque le dolió la aplicación de la vacuna.
Este hombre llegó a su casa y le gritó a su madre porque la cena no era de su agrado.
La dama, le acarició la cabeza a su hijo mientras le decía:
"Hijo querido, te prometo que mañana haré tu comida favorita. Trabajas mucho, estás cansado y hoy precisas una buena noche de sueño. Voy a cambiar las sabanas de tu cama por otras limpias y perfumadas para que puedas descansar tranquilamente. Cuando amanezca, te sentirás mejor".
Lo bendijo y abandonó la habitación, dejándolo solo con sus pensamientos.
En ese momento se interrumpió el círculo del odio, al chocar con la tolerancia, la dulzura, el perdón y el amor.


Y tú... ¿qué esperas para ponerle un punto y final  a esos sentimientos negativos que lo único que ofrecen son desdichas?
Acepta a las personas tal y cual son, no intentes cambiarlas, no las humilles, no las ofendas ni las hieras porque con eso solo lograrás vivir en soledad.
Saludos.
Pallas. 

  
  








  





No hay comentarios:

Publicar un comentario