lunes, 1 de agosto de 2011

OLVIDAR Y NO OLVIDAR


Olvida los días nublados, pero no olvides tus horas de sol ni tus noches estrelladas. 
Olvida tus derrotas, pero no olvides las batallas que has ganado.
Olvida los errores que no puedes cambiar, pero no olvides las lecciones que a través de ellos te enseñaron a ser mejor. 
Olvida los momentos de tristeza, pero no olvides la sonrisa que has encontrado en los rostros de amigos y familiares que te quieren.
Olvida los planes que no tuvieron éxito, pero nunca olvides que debes tener siempre un sueño.
La vida continúa y debemos amoldarnos a la situación que nos corresponda enfrentar.








No hay comentarios:

Publicar un comentario