martes, 9 de agosto de 2011

EN VEZ DE LLORAR... PÓNGASE A TRABAJAR

Si quiere salir del pozo de la tristeza, cultive la llama del entusiasmo.
No dedique tiempo a lamentarse o a contar a otros sus males. Uno de cada cien lo compadecerá, pero los otros noventa y nueve lo criticaran. El tiempo que va a emplear en lamentaciones, gastelo más bien en pensar, en planear soluciones y en pedir a Dios luces y fuerzas.

Los grandes triunfadores emplearon trabajando y estudiando, el tiempo que los fracasados emplearon en quejarse, en dormir y vivir con pereza.

Un joven preguntó a un sabio anciano:
Señor, ¿qué debo hacer para llegar al éxito? 
Y el sabio respondió:
"Cuando desees emprender algo bueno, emprendelo en la primera oportunidad. No esperes a que todos los detalles sean favorables, porque si eso esperas jamás empezarás. Y una vez empezada una buena obra dedicate a ese trabajo como si fuera el único y el más importante de tu vida". 



















Saludos.

Pallas. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario