domingo, 7 de mayo de 2017

RODÉATE DE AMIGOS



Un estudio realizado en una mujer de 90 años, sumamente sociable que falleció de alzheimer, demostró que el hecho de tener una vida social activa, le brindó una sólida "reserva cognitiva", que permitió que su cerebro no se diera cuenta de que padecía esta enfermedad.
El porqué de esta situación es un misterio, pero evidentemente ser sociable y rodearse de mucha gente y de buenos amigos, es beneficioso para el cerebro. 











No hay comentarios:

Publicar un comentario