miércoles, 17 de mayo de 2017

PROVERBIO 13:3

“El que guarda su boca guarda su alma; más el que mucho abre sus labios, tendrá calamidad”
                                                     Reflexión 
Si tus palabras procuran el establecimiento de relaciones amistosas, comerás lo bueno, disfrutarás de una existencia feliz y pacífica. La situación es muy distinta en el caso del que trata traidoramente y desea cometer actos violentos hiriendo a los demás. 
El que con violencia trata, violencia recibe.









No hay comentarios:

Publicar un comentario