viernes, 12 de mayo de 2017

SALMO: 50:15


"Invócame en el día de la angustia, yo te libraré y tú me honrarás"
                                         Reflexión: 
Cuando más afligido te encuentres y creas que no puedes más, acude al lugar más próximo en el que estés solo. Cierra tus ojos y piensa en ese amor infinito e incondicional, el más puro que existe, siente como lentamente te abraza y te da la paz que tanto buscas. No olvides que el Señor, nos tiende su mano aunque no la merezcamos.












No hay comentarios:

Publicar un comentario