martes, 11 de abril de 2017

LO PRINCIPAL

Una mujer con un niño en los brazos, pasando delante de una caverna escuchó una voz misteriosa que salía de adentro y decía: 
"Entra y toma todo lo que desees, pero no te olvides de lo principal, cuando salgas la puerta se cerrará para siempre, por lo tanto aprovecha la oportunidad" 
La mujer entró y fascinada por el oro, puso al bebé en el piso para poder juntar todo lo que podía. 
La voz misteriosa habló nuevamente: 
"Tienes sólo cuatro minutos..." 
Agotado el tiempo, la mujer cargada de piedras preciosas, corrió y la puerta se cerró, al instante recordó que su pequeño había quedado adentro. 

                                                                                                     Reflexión 
La fortuna y los placeres, nos fascinan tanto que lo principal lo dejamos de lado. 
A la mujer de este relato, la riqueza le duró poco y la desesperación toda la vida. 











No hay comentarios:

Publicar un comentario