martes, 11 de abril de 2017

EL MÁS HUMILDE DE LOS ANIMALES

El burro, nunca se queja, no tiene pretensiones de caballo; carga con todo. 
Cuando la gente quiere insultar a otro le dicen su nombre y él no se molesta. 
Es el más humilde de los animales. 
Y por humildad, mereció estar con Jesús en su nacimiento, llevándolo encima en los días duros de la persecución; y después en los gloriosos de la entrada en Jerusalén; y en esos momentos de bienaventuranza, de palmas y de andar sobre vestiduras, no se envanecía, porque sabía que esto no era por él sino por el que llevaba encima. 
Pidamos al Señor, nos conceda la gracia de callar ante los oprobios, las injurias los insultos y ante todo aquel que nos ofende, atentando contra nuestra dignidad y credibilidad.









No hay comentarios:

Publicar un comentario