jueves, 16 de febrero de 2017

PERDÓNAME MAMÁ



Una tarde, un pequeño se acercó a su madre que preparaba la cena en la cocina, entregándole una hoja de papel en la que él había escrito algo.  
Después de secarse las manos y quitarse el delantal, ella leyó lo que decía la nota:  
Cortar el césped: 15.00$ 
Limpiar mi cuarto: 5.00$ 
Cuidar a mi hermano: 5.00$ 
Ir a la panadería: 0.50$ 
Sacar la basura: 2.50$ 
Libreta con buenas calificaciones: 50.00$ 
Limpiar el patio: 5.00$ 
                                  Total: 83.00$ 
La mujer lo miró, mientras él aguardaba atento. Ella tomó un lapicero y en el reverso de la misma hoja anotó:
Por llevarte nueve meses en mi vientre y darte la vida: Nada 
Por tantas noches de desvelos: Nada 
Por el temor y las preocupaciones cuando enfermabas: Nada 
Por comida, ropa y educación: Nada 
Por tomar tu mano y darte apoyo: Nada
Cuando el niño terminó de leer lo que había escrito su madre, la miró a los ojos y le dijo: "Perdóname mamá" 

                                   Reflexión: 

Así somos las personas, como niños, queriendo recompensa por las buenas acciones que hacemos.   
Todavía nos cuesta entender que la mejor gratificación es el amor y para nuestra suerte, ¡es totalmente gratis! 









No hay comentarios:

Publicar un comentario