sábado, 21 de julio de 2012

EN RELACIÓN A LA SERENIDAD

FREDERIC SOLERGIBERT DIJO:
"Nadie puede ver su reflejo en un rio agitado; sólo es posible verlo en las aguas tranquilas. La enfermedad de la prisa es peligrosa para las arterias del espíritu. Si pretendemos resolver un conflicto con prisa, difícilmente podremos percibir nuestro ser interior. Es preciso detenerse, serenar las emociones y los pensamientos para que nuestro ser interior se manifieste" 
Saludos.
Pallas de Venezuela. 













No hay comentarios:

Publicar un comentario