viernes, 3 de marzo de 2017

SOLO UNA DE DOS

Si estás al borde del precipicio, 
confía en Dios plenamente y déjate llevar, 
solo una de dos cosas puede suceder, 
o Él te sostiene cuando caes, 
o te enseña a volar. 











No hay comentarios:

Publicar un comentario