jueves, 23 de marzo de 2017

FÁBULA: EL SAPO ENVIDIOSO

Un sapo que se encontraba en una charca vio un día acercarse a un buey a beber un poco de agua, el tamaño del animal le despertó la envidia y decidió hincharse hasta igualarlo en magnitud y volumen. 
Mientras se iba hinchando le preguntaba a sus compañeros: 
 ¿Ya soy tan grande como él? 
No
¿Y ahora? 
Tampoco, aún te falta mucho.  
Y se hinchó tanto, que reventó.   
                                                                                                                           Moraleja

El mundo está lleno de personas mediocres, que por envidia, se muestran ante los demás como grandes señores.









No hay comentarios:

Publicar un comentario