lunes, 6 de marzo de 2017

NO RENIEGUES DE TUS RAÍCES

La mula presumida, decía: 
"Soy hija de un gran caballo que es muy veloz en las carreras. Me parezco a él y con seguridad heredé todos sus atributos" 
Llegado el momento de una gran carrera los otros animales la animaron a que participara, pero con tan mala suerte que quedó muy lejos de las primeras posiciones, las burlas y críticas no se hicieron esperar por lo que a la mula no le quedó más remedio que reconocer y admitir que su padre era un asno.
                                  
                                     Reflexión  
Debemos sentirnos orgullosos de nuestra familia, nada nos cuesta aceptar que cada uno es diferente en su forma de ser y pensar, recuerda que todos tenemos habilidades y limitaciones, más no por eso dejamos de ser valiosos.














No hay comentarios:

Publicar un comentario