miércoles, 5 de julio de 2017

SI LAS HAY

                       Hacen falta personas... 
Que saquen a pasear a sus niños, con el mismo entusiasmo que sacan a pasear a sus perros. 
Que les hablen a sus vecinos, como le hablan a sus plantas.  
Que le sonrían a los demás, como le sonríen a los juegos cibernéticos. 
Que saluden cuando alguien se aproxima.  
Que cuando se miren al espejo, se miren el alma, no el vestuario que llevan encima.  
Que cuando hablen, propongan, no que dispongan ni sean conflictivos.  
Que sepan ser agradecidos con Dios, con la vida, con la naturaleza y con todo lo que les rodea.









No hay comentarios:

Publicar un comentario