sábado, 14 de enero de 2017

CUENTO AFRICANO: "LA PIEL DEL COCODRILO"

En algunas aldeas de Namibia cuentan que hace mucho, mucho tiempo, el cocodrilo tenía la piel lisa y dorada como si fuera de oro. 
Dicen que pasaba todo el día debajo del agua y que sólo salía durante la noche para que la luna se reflejara en su brillante y lisa piel. 
Los otros animales se quedaban sorprendidos, contemplando tanta belleza. 
Orgulloso de la admiración que causaba, empezó a salir del agua durante el día para presumir.  
Pero sucedió, que el sol brillante, poco a poco le fue secando y cuarteando lo que tanto presumía hasta que le quedó como ahora la tiene, cubierta de grandes y duras escamas parduzcas. 
El cocodrilo, nunca se recuperó de la vergüenza  y desde entonces, cuando otros animales se le acercan, se sumerge rápidamente dejando ver solamente sus ojos y orificios nasales sobre la superficie del agua.











No hay comentarios:

Publicar un comentario