viernes, 6 de mayo de 2011

CREENCIAS CHINAS

En toda China hay un gato dorado a las puertas de cualquier establecimiento... según el brazo que mueva continuamente, si el izquierdo o el derecho; simboliza suerte o dinero.
La mayoría de los centros comerciales cuentan con ellos según la superstición del bien que proveerán.
Su origen es esencialmente Japones y en China son muy populares a lo largo del país. Son conocidos como "Cai Mao", que es el gato del dinero o como "Maneki Neko" que significa gato que da la bienvenida.
El mas típico es el dorado porque atrae dinero en sus distintas formas, pero hay de muchos colores. El rojo esta asociado con evitar plagas, pesadez en el negocio y problemas de salud. El blanco provee paz y limpieza del alma. El verde es muy popular para los que aun estudian para las buenas calificaciones y otro es el negro que tomara la lucha a muerte contra los malos espíritus y las fuerzas del mal.
Los perros "Rui Shi", son los guardianes de cualquier lugar donde se encuentren protegiendo del mal, defendiendo la ley y actúan en cuidado de lugares sagrados. Casi siempre se les ve afuera de los templos y oficinas gubernamentales.
Parece que es una misma estatua, pero en realidad son completamente distintas y simbolizan cosas diferentes. Se puede notar si es hembra o macho según lo que sujeten bajo sus patas; el macho siempre sujeta un objeto o una pelota y la hembra siempre tiene un cachorro. Se tiene la creencia de tocar la pata a la hembra para la buena suerte.
Los leones son animales sagrados e incluso algunos de estos guardianes tienen inscripciones e imágenes de Buda en el cuerpo o en la base. La buena suerte esta en tocarles las patas para que otorguen su protección  sabiduría, astucia, valor, felicidad y buena suerte.
Son también conocidos como "Perros de la Felicidad" o "Perros Celestiales" y son emblemas de valor y energía, complementos indispensables de la sabiduría.


Saludos.
Pallas. 











1 comentario:

  1. Acepto las creencias de cada pueblo y de cada persona pero pienso que la suerte se la hace uno mismo. El vivir dentro de los limites del respeto, la tolerancia, el amor y la comprensión es la llave maestra que otorga sabiduría y felicidad.

    Saludos.

    ResponderEliminar